Kisul significa técnica en coreano, y fue el nombre que ofreció Ernesto Barba al primer gimnasio de Artes Marciales, ubicado en Las Rozas de Madrid. Tras más de treinta años de experiencia, cedió su grupo a Juan Avellano, quien formó el Club Kisul, en Majadahonda, y tras varios años de dedicación a las artes marciales, abrió junto a Alberto Benayas el nuevo gimnasio KISUL ARTES MARCIALES de nuevo en Las Rozas de Madrid.

Maestro y filosofía